facebook

twitter

flickr

YouTube

Ivoox

email

 

Miércoles, 29 Noviembre 2017 20:07

La sociedad tiene que comprender que, en la medida que las mujeres sean ciudadanas plenas de primera categoría, la sociedad en su conjunto será mejor: Rocío Pineda

Por: Conciudadanía Comunica 

 

Rocío es Investigadora Social. Especialista en Investigación Social de la Universidad de Antioquia. Con estudios de maestría en “Género, Sociedad y Políticas”, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales-Buenos Aires-. Ha sido Coordinadora del Área Mujer Trabajadora. ENS.1992-2000; Directora de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario de la Gobernación de Antioquia. 2001-2007; Secretaria de las Mujeres de la Alcaldía de Medellín.2008-2009; Secretaria de Equidad de Género para las Mujeres de la Gobernación de Antioquia.2012-2014. Es cofundadora e integrante de la Red Nacional de Mujeres, Red Colombiana de Mujeres por los Derechos Sexuales y Reproductivos, Mesa de Trabajo Mujer Medellín, Ruta Pacífica de las Mujeres e Iniciativa de Mujeres Colombianas por la Paz. Actualmente hace parte del Equipo Asesor del Programa Mujeres Digitales de la Gobernación de Antioquia.


Intervención de Rocío Pineda en el Foro “Balance del primer año de Acuerdo de Paz, avances y retos” Capítulo Étnico y de Género, realizado el pasado 17 de noviembre en el teatro Ateneo Porfirio Barba Jacob de la ciudad de Medellín.


¿Cómo nace la Instancia Especial de Enfoque de Género?


Yo personalmente en esa época estaba de secretaria en la Gobernación. En alguna oportunidad que hicimos un foro, hablé con el Comisionado de Paz y le pregunté por qué no había mujeres en la mesa de negociación y me dijo lo siguiente: (que es una respuesta bastante común en esta sociedad, para el caso de los intereses de las mujeres), tranquila, tranquila que el segundo tendido y el tercero es de “puras” mujeres, entonces obviamente le di mis argumentos porque deberían de estar ahí en el primer tendido en la mesa de negociación.


De todas maneras a los dos años, se logró que se instalara la subcomisión de género. Primera vez que en la historia de negociaciones de Procesos de Paz se incorporan este tipo de organismos y este tipo de intereses, no solamente en términos de estar presente, sino con las visiones surgidas de todo lo que ha pasado durante el conflicto armado.


Un segundo momento, fue el 26 de julio, un mes después de que se había firmado el cese al fuego bilateral que ya veíamos que estaba listo el Acuerdo de Paz, entonces esa subcomisión de género presenta en La Habana públicamente cuál fue la apuesta que le introdujeron en esa negociación al tema de igualdad de género.


Y fue muy importante porque vino la directora de ONU Mujeres y vino la Relatora Mundial para la violencia sexual contra las mujeres, es decir estuvieron una serie de representantes y de organismos que tienen que ver en el ámbito mundial y multilateral con trabajar estos problemas y su transformación.


El tercer momento fue el Plebiscito de octubre del 2016. Por qué lo ubico como un momento, porque fue, creo yo, la primera vez que el país, el conjunto de actores de la sociedad empiezan a debatir el tema del Enfoque de Igualdad de Género, por primera vez sale a la luz pública, corrientes de opinión política y ciudadana, opuestos radicalmente a que sean incorporados esos derechos de las mujeres, esos intereses estratégicos en una sociedad democrática.


Y fue muy importante porque siempre los debates de igualdad de género, de derechos de las mujeres, generalmente están en el ámbito casi que exclusivamente de las mujeres. Difícilmente logramos escenarios donde se debata y se interpele por el conjunto de actores sobre este tema. Entonces por primera vez en el país hay un debate y ese es uno de los ejes de oposición al plebiscito que perdimos ese 2 de octubre bajo la disculpa conceptual de que correspondía a toda una ideología de género que lo redujeron al tema finalmente al tema de la población LGBTI.


Entonces fue muy importante porque ahí se instala a nivel nacional el debate público sobre Enfoque de Género, debate que sigue hoy en día y que seguramente empieza ya a verse en la precampaña electoral y que va a ser un tema en la campaña en la que estamos aportas de iniciarse oficialmente.


Un último momento, fue la instalación de la instancia especial para el seguimiento de Enfoque de Género en el Acuerdo de Paz. Quiero señalarles que la escogencia de 7 mujeres de todo el país para conformar esta instancia, obedeció a un mecanismo que estableció el Acuerdo de que las organizaciones de mujeres debían participar en una propuesta de candidatas a la elección instancia, entonces durante el mes de mayo y junio de este año se convocó a las organizaciones a postular candidatas, cada departamento debía de postular 3 candidatas y las organizaciones de mujeres coordinadas en ese proceso por la Procuraduría General de la Nación sacaban sus tres candidatas. Yo fui una de las candidatas de Antioquia y fui una de las seleccionadas a esta instancia.


¿Cuál es el riesgo de esta instancia?


Primero es una entidad que la hemos denominado tecno política. Si bien sale de las organizaciones de mujeres la representación, se convierte en una instancia clave para garantizar que el conjunto de planes, programas y proyectos que van a implementar el Acuerdo de Paz, puedan tener incorporado el Enfoque de Género.


Esta es una gran oportunidad también, no solamente para las mujeres del país, sino para el país, porque la sociedad tiene que, comprender que en la medida que las mujeres sean ciudadanas plenas de primera categoría, la sociedad en su conjunto será mejor. No es un beneficio como muchas personas piensan que es para nosotras mismas. Son los cambios necesarios que una sociedad que se dice democrática y moderna, debe de incorporar en todo el proceso de planificación pública.

 

1


A mi modo de ver, es la primera oportunidad que tenemos las mujeres, las ciudadanas del país, ahora que estamos en el contexto de los 60 años de haber votado por primera vez; es la gran oportunidad que tenemos y que tiene el país de avanzar y de dar pasos gigantescos para que la institucionalidad pública, responsable de la planificación del desarrollo, incorpore todas aquellas medidas y estrategias que contempla el Acuerdo y que si bien tiene unos énfasis en territorios priorizados debe abarcar a la institucionalidad.


En este momento, este equipo que componemos la instancia es un grupo diverso que representa varios territorios del país, también hay representación indígena, de población LGBTI, mujeres que hacen parte de las organizaciones de base y mujeres que hemos tenido otras posiciones en el país. Es un trabajo de equipo donde hay experticia, donde hay experiencias y donde ya hemos avanzado en la interlocución con diversos actores claves del proceso de implementación.


Estamos dando las discusiones con el equipo de Planeación Nacional y con la Consejería de la Mujer para que el plan Marco de la Implementación señale de manera específica, de manera categórica aquellos componentes claves del Acuerdo de Paz que deben de quedar incorporados desde ese plan Marco. Es también una oportunidad para la modernización del Estado, porque obliga al conjunto de funcionarios y funcionarias acercarse a esta teoría, a estos instrumentos de la política pública para poderlos incorporar ahí. Esa es una de las debilidades que tiene el país y es la falta de formación técnica de sus profesionales para poder incorporar todo lo que es la planificación con los indicadores y los procesos de seguimiento y evaluación.


En síntesis, para nosotras es la gran oportunidad, para este país es la gran oportunidad, en primer lugar, de incorporar en todo el proceso de implementación del Acuerdo, medidas de carácter estructural y afirmativo para garantizar que todas las mujeres en aquellos territorios donde va a tener énfasis el acuerdo puedan tener igualdad de oportunidades en los procesos que implica el acuerdo final. Es la gran oportunidad para la ciudadanía de apropiarse de unos conocimientos, de unas teorías, de unos instrumentos para la real integración de las mujeres en el proceso de construcción de la Paz, en el proceso de planificación del desarrollo y en el proceso de participación y representación política. 

2 En la Reforma Política perdimos todo lo que habíamos negociado con la Misión Especial Electoral en términos de lograr la paridad si quiera a partir de las elecciones territoriales del 2019, asunto que el honorable Congreso afirma que se hará dentro de 10 años. Ese para nosotras era un punto clave de esa transformación que iba a propiciar el Acuerdo Final, sin embargo vimos que toda la posibilidad de que la paridad, la alternancia y la universalidad en las listas en los cargos de elección popular quedaron pospuestas hasta nueva orden. Vemos ahí la resistencia que tiene la sociedad de verdad, de que las mujeres tengamos igualdad de oportunidades en todos los procesos de toma de decisiones del país.

 

*El capítulo Capítulo Étnico y de Género fue moderado por Verónica Tabares. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.