facebook

twitter

flickr

YouTube

Ivoox

email

 

Jueves, 08 Marzo 2018 16:57

Género y Derechos de las Mujeres

Por: Beatriz Montoya                      

Presidenta Consejo de Dirección       

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

          

Gloria Amparo Alzate

Socia y Coordinadora Operativa

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Conciudadanía nació como transformación de la Asociación de Centros de Atención Integral al Preescolar de Antioquia (ACAIPA), que no solo prestaba atención preescolar a niños y niñas, sino que, además, promovía un Movimiento Comunitario por los Derechos del Niño. En ese movimiento, en el que participaban jóvenes de ambos sexos y algunos líderes comunitarios, jugaban un papel protagónico los Grupos de Mujeres Activas que terminaron constituyendo, años más tarde, asociaciones municipales y subregionales de mujeres en el oriente y suroeste de Antioquia.

 

FRASE APOYO 1

 

Conciudadanía nace pues, con una experiencia previa en la promoción de los derechos constitucionales referidos a la infancia, la adolescencia y la mujer. Todo un esfuerzo centrado en el trabajo cultural sobre derechos, que luego la crisis humanitaria amplió a los derechos de las víctimas, en su gran mayoría, mujeres. Dos experiencias merecen destacarse, ya que, si bien involucran a otros actores comunitarios, han contado con el protagonismo de las mujeres organizadas en asociaciones municipales y subregionales, son ellas, los “Círculos de Convivencia”1 y las “Promotoras de Vida y Salud Mental”2 .

 

1. Mujeres y Constitución Política de Colombia


Antes de 1991 las mujeres habían avanzado ya en algunos derechos: En 1840 se les abrió la posibilidad de desempeñarse como profesoras de escuela; luego, en 1930, ser bachilleres; y en 1935 acceder a la educación superior. Esto sólo fue la cuota inicial que, por las demandas de los derechos civiles y políticos, impulsó el movimiento de mujeres durante muchos años en este país, la cual dio pie a que en 1954 se modificara la Constitución Política para conceder a las mujeres el derecho a elegir y ser elegidas, mandato que sólo se hizo efectivo en 19573 .

 

La Constitución Política de Colombia, promulgada en 1991, marcó un hito en la vida política del país. Es ella el resultado de muchas y diversas voces que en las calles se manifestaron y exigieron mayores posibilidades de incidencia de la ciudadanía en las decisiones políticas que afectaban la vida de colombianos y colombianas, de manera particular el movimiento de mujeres reivindicaba la igualdad de derechos entre mujeres y hombres.

 

IMAGEN APOYO EL TIEMPO

Foto:www.eltiempo.com

 

Es evidente que con esta Constitución, las posibilidades de materialización de los derechos humanos de las mujeres se han ido concretando. El paso de un Estado de derecho a un Estado social de derecho introdujo grandes y positivos cambios para ellas: los principios constitucionales y la centralidad de los derechos fundamentales son la entrada para el ejercicio de la ciudadanía plena de las mujeres; así mismo, temas como la democracia participativa crea un contexto favorable para que las mujeres puedan participar e incidir en los asuntos públicos del país. La Constitución incorporó derechos estratégicos para las mujeres tales como la participación ciudadana, la libertad, el derecho a conformar una familia, la protección durante el embarazo, el derecho a ejercer una profesión. En síntesis, la igualdad frente a los hombres consagrada en los artículos 13, 42 y 43.

 

Gracias a la Constitución del 91, las mujeres pasaron de ser objeto de políticas del Gobierno a ser “reconocidas como sujetos titulares y responsables de sus derechos con autonomía para decidir sobre sí y sobre asuntos públicos”4. Se abre así las puertas a una serie de leyes que las beneficia, tales como el reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos en la sentencia que despenalizó el aborto en ciertas circunstancias 5, el reconocimiento a las mujeres víctimas del desplazamiento por los impactos diferenciados y desproporcionados del conflicto armado en ellas6 , la ley de cuotas para cargos públicos directivos y para las listas de los partidos políticos, las leyes para prevenir y sancionar la violencia contra las mujeres, la ley de feminicidios, la ley que garantiza la igualdad salarial, entre otras. 

 

No obstante, los avances y evidentes logros en normatividad y reconocimiento de derechos en los 26 años de la Constitución colombiana, aún persisten actitudes y comportamientos sociales y culturales que mantienen vigentes las formas tradicionales de discriminación y violencia contra las mujeres, que se manifiestan en todos los espacios de la vida pública y privada, y que se convierte en el principal reto de hombres y mujeres para transformar la cultura patriarcal que la origina y permanece vigente. Abordar esta tarea requiere, de las mujeres, conciencia acerca de su poder transformador en la vida cotidiana y pública, y de su compromiso con la instalación de un nuevo orden real y simbólico, que privilegie el cuidado de la vida, al orden jerárquico, excluyente y violento.

 

En esta línea y de la mano de la Constitución colombiana, como carta de navegación y garante de derechos, se ubica el trabajo que por 26 años la Corporación Conciudadanía ha realizado, bajo la consigna, “para que los derechos sean hechos”, consigna que para la Corporación se ha traducido en una apuesta permanente por el empoderamiento y posicionamiento de las mujeres, el impulso a su organización, la conquista de la equidad de género y la transformación de la sociedad patriarcal en las subregiones del departamento de Antioquia, en el que tiene presencia, oriente, suroeste y occidente, con procesos como “De la Casa a la Plaza"10.

 

Es de resaltar que, en los momentos de mayor agudización del conflicto armado en Antioquia, Conciudadanía se ha hecho presente en las comunidades más afectadas y, de la mano de las mujeres, como protagonistas fundamentales, se generaron procesos de resistencia, solidaridad y acompañamiento a las comunidades que tomaron conciencia sobre el fenómeno del conflicto y de sus secuelas en la vida de mujeres, hombres, niños y niñas.

 

La Corporación, en compañía de otras ONG y organizaciones sociales, formó como “Promotoras de Vida y Salud Mental” a mujeres víctimas, para prestar apoyo psicosocial a otras mujeres afectadas por el conflicto en los sitios de veredas y barrios más apartados de los municipios. De igual manera acompañó la conformación de organizaciones de víctimas e impulsó la construcción de políticas públicas para su reconocimiento y reparación integral.

 

Fruto de este trabajo, en el Oriente antioqueño, hace 24 años, se conformó la Asociación Regional de Mujeres, AMOR, a la que Conciudadanía acompañó en su nacimiento y consolidación de varios 

años hasta lograr su autonomía económica y política. Hoy se puede afirmar que AMOR es una de las más francas aliadas de la región para avanzar en el propósito de desarrollar propuestas encaminadas a la construcción de un territorio equitativo, reconciliado y en paz. Como acción conjunta de los últimos años, cabe destacar la construcción de Agendas Integrales de Paz y Reconciliación, con mirada no patriarcal, que se adelantó en todos los municipios del oriente y que luego fueron negociadas con los candidatos y candidatas a concejos y alcaldías para ser incluidos en los actuales planes de desarrollo municipal.

 

FRASE APOYO 2

 

Por último, una consideración: el orden patriarcal, incorporado todavía fuertemente en la sociedad antioqueña, es causa de múltiples violencias cotidianas ejercidas contra mujeres y niñas en el departamento; una sociedad que sigue reverenciando el poder masculino, naturalizando el abuso, la discriminación y la exclusión e impidiendo que ellas accedan a una vida digna, con el pleno ejercicio de sus derechos y en condiciones de igualdad. Se han generado amplias brechas en su contra, como puede verse en la participación a cargos de elección popular, donde sólo el 14% es ocupado por las mujeres, y en el campo laboral en el que las mujeres ganan un 20.2% menos, con una tasa de desempleo de mujeres jóvenes, el doble de los hombres.11 De ahí que esta corporación seguirá indagando y construyendo elementos para la reflexión acerca de las relaciones de género y la hegemonía patriarcal.

 


 

1 Círculos de convivencia. Espacio de diálogo – tertulia sobre la violación de los derechos fundamentales que parte de la reflexión personal de, ¿qué significa el derecho fundamental X? ¿Cómo yo violo el derecho fundamental X de otras personas? ¿Cómo puedo transformar ese comportamiento?
2 Promotoras de Vida y Salud Mental. Proceso de formación de víctimas del conflicto armado para brindar apoyo psicosocial (primeros auxilios emocionales) a otras mujeres víctimas de sus municipios. 

3 Diana Esther Guzmán, Paola Molano y Rodrigo Uprimny, ¿Camino a la igualdad?: Derechos de las mujeres a partir de la Constitución de 1991 [en Línea] Consultado el 22 de agosto de 2016.           http://colombia.unwomen.org/~/media/field%20office%20colombia/documentos/publicaciones/2015/camino%20a%20la%20igualdad_reedicion2015.pdf
4 La Constitución del 91 y los derechos de la mujer. Defensoría Delegada para la Mujer [En línea] Consultado el 19 de agosto de 2016 http://www.semana.com/nacion/articulo/la-constitucion-del-91-derechos-mujer/241871-3
Sentencia C-355/06
6 Sentencia T-025 de 2004 y autos de seguimiento posteriores como el 092 de 2008

10 “De la casa a la plaza”, organización y participación de la mujer por la equidad de género. Proceso desarrollado por Conciudadanía, por más 10 años, con diferentes estrategias para la formación ciudadana y política, así como empoderamiento y posicionamiento de las mujeres.

11 Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas – DANE – Resultados 2016.

 

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.