Noticias

Últimas noticias de Conciudadanía y de la participación ciudadana

Noticias

Afromiel, en la búsqueda de oportunidades para San Miguel

El corregimiento San Miguel, del municipio de Sonsón, se encuentra ubicado a la orilla del río La Miel, en la región del Magdalena Medio antioqueño. De clima cálido y bastas llanuras, por muchos años fue indiferente para la administración municipal...

Por Santiago Lopera, asesor temático de la línea Ciudadanía Ambiental en Conciudadanía y del proyecto Salvaguarda. Foto de portada, cortesía de Afromiel.

El corregimiento San Miguel, del municipio de Sonsón, se encuentra ubicado a la orilla del río La Miel, en la región del Magdalena Medio antioqueño. De clima cálido y bastas llanuras, por muchos años fue indiferente para la administración municipal, que no invirtió en sus vías y solo hasta finales de la década de los 70 comenzó a desarrollar obras de acueducto y alcantarillado. Así mismo, durante mucho tiempo el corregimiento estuvo en manos de terratenientes.


Sus primeros pobladores llegaron a finales de la década de 1930. Provenían de los departamentos de Caldas, Cundinamarca, y en menor medida, de Antioquia. Actualmente, el principal renglón de su economía es la ganadería, seguida por la minería. Justamente de este corregimiento se extrajo gran parte de la madera utilizada para crear la línea del ferrocarril, que comunicaba a La Dorada con Puerto Berrio.

 

Ser afro es una cultura

San Miguel es el hogar de unas 3.000 personas, de las cuales más del 10% pertenece a comunidades afrodescendientes. En el año 2002 nació en este corregimiento la Asociación de Comunidades Afrocolombianas del Río La Miel – Afromiel, que busca la integración y el reconocimiento de la comunidad afro en la región.


Con el apoyo de la Secretaría de Inclusión del municipio de Sonsón, este año se realizará el censo para determinar cuántas personas afro habitan el corregimiento; pues desde Afromiel estiman que cerca del 30% de los habitantes son afro. “La gente solo piensa que ser afro es tener la pigmentación negra, y no entienden que es una descendencia, costumbres y cultura”, afirma Isabelina Mosquera, representante legal y socia fundadora de la Asociación.


Actualmente 28 familias con cerca de 200 personas, procedentes de municipios como Zaragoza o el Bagre en Antioquia o de los departamentos Chocó, Valle del Cauca y Atlántico, hacen parte de la organización. Ellas llegaron a San Miguel buscando un mejor futuro para sus familias. La mayoría se dedican a la minería y a la pesca, siendo estos los principales ingresos del corregimiento y de la región.


Afromiel inició con 60 familias, pero según explica Isabelina Mosquera, el número se ha ido reduciendo debido a que “la minería es muy perseguida por las autoridades, y las familias han tenido que desplazarse a otros lugares, principalmente a Medellín, para encontrar mejores oportunidades”.

 

Emprendimientos productivos

Para la organización uno de los principales retos es sacar adelante diferentes proyectos que brinden oportunidades económicas al territorio, y que les permitan a las personas que se dedican a la minería encontrar otras fuentes de subsistencia, con las que puedan cuidar el medio ambiente y su territorio.


Para ello, la Asociación cuenta con tres proyectos con los que esperan contribuir al crecimiento del corregimiento. El primero de ellos es la construcción de un criadero de abejas en la microcuenca Mulato, que les posibilitará obtener y consumir los productos que son capaces de elaborar y recolectar estos insectos, principalmente la miel y que, en palabras de Mosquera, les permitirá “ser vigías de esa cuenca, porque esta es la que surte al acueducto del corregimiento, y la idea es poder hacerle reforestaciones”.


Otra de las iniciativas, con la que pretenden activar la economía, es la fabricación y comercialización de accesorios y artículos decorativos elaborados con materiales reciclables y de origen natural. Y un tercer proyecto es la Casa Afro, con el cual buscan “poder narrar nuestra historia, en donde podamos tener un museo que la cuente desde la vestimenta, los peinados, hasta las costumbres que tradicionalmente se han mantenido en nuestra comunidad, para que estas perduren en el tiempo. Además, de prestarle un beneficio a la sociedad en general, brindando un espacio físico donde se puedan desarrollar actividades como: talleres y capacitaciones, pues el corregimiento no cuenta con un lugar de esta índole”, afirmó Isabelina.


Para que estos propósitos puedan llevarse a cabo, la organización necesita del apoyo de la administración municipal, a la que le solicitan que invierta un porcentaje de las regalías del municipio en estos proyectos, como lo indica la Guía de Distribución de los Recursos del Sistema General de Regalías entre Fondos, y Beneficiarios del Departamento Nacional de Planeación, que en el punto 8.9 afirma: “Del total de recursos para financiar proyectos de impacto local se destinará hasta un 8% para iniciativas con enfoque diferencial para las comunidades negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras (…)”.


Afromiel en los Consejos de Cuenca

En el periodo 2016 – 2019 Afromiel hizo parte de los Consejos de Cuenca de los ríos La Miel, Samaná Sur, Cocorná y Directos al Magdalena Medio. Tiempo en el cual los diferentes consejos se dedicaron a realizar el diagnóstico de cada cuenca, con el fin de identificar cuáles son las zonas que precisan atención prioritaria por parte de las corporaciones autónomas regionales y de las administraciones municipales. Al respecto, Isabelina Mosquera, representante de la Asociación ante los tres consejos de cuenca, dijo que “pertenecer a estos consejos fue una experiencia muy enriquecedora, porque se aprende mucho del bagaje de los otros actores que hacen parte del Consejo, se conoce más la región y la historia del corregimiento”.


La Asociación volvió a postularse para hacer parte del consejo de cuenca para el periodo 2021 -2024, en este caso específicamente para el río La Miel, porque según indica su representante legal: “es muy importante estar presente en la formulación de proyectos y en la ejecución de estos. Y, además, es fundamental que el corregimiento cuente con presencia en el consejo, porque si no las problemáticas de su territorio no serán escuchadas”.


Desde Afromiel entienden que la principal economía del corregimiento es la minería ilegal y reconocen el conflicto socioambiental que esta genera. Por esta razón esperan desde el Consejo de Cuenca del río La Miel ayudar a que se generen otras oportunidades económicas, para que las personas que se dedican a esta práctica puedan encontrar opciones diferentes a la minería. Al tiempo que buscarán que se puedan reforestar las partes donde se ha trabajado la minería y restaurar esas tierras.


Gracias a su ejemplo y trabajo en el territorio, Isabelina Mosquera es actualmente consultiva por parte de la Gobernación de Antioquia como referente de las organizaciones afrocolombianas.


Conoce todo el contenido multimedia de la revista Pactemos 49 sobre Consejos de Cuenca, haciendo clic aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mantente actualizado/a

Suscríbete a nuestro boletín

Conéctate con la agenda y la información más reciente sobre la participación ciudadana en Antioquia.

AdminConciudadania

Para ver, hay que saber mirar

Noticias Conciudadanía Comunica Por: Área de Gestión del Conocimiento – Conciudadanía Esa idea tan arraigada de que el conocimiento es cosa de científicos, en su

>