Search

Noticias

Últimas noticias de Conciudadanía y de la participación ciudadana

Noticias

El cuidado de la vida como imperativo ético y político

el ciudado como imperativo ético
La pandemia del covid19 nos recordó que lo más seguro es la incertidumbre, que estamos llenos de cosas inútiles, que tenemos más de lo que necesitamos, que la vida no es más que es un suspiro y que es, dolorosamente, frágil...

Conciudadanía Comunica
Ilustración por @SaraDeColores

La pandemia del covid19 nos recordó que lo más seguro es la incertidumbre, que estamos llenos de cosas inútiles, que tenemos más de lo que necesitamos, que la vida no es más que es un suspiro y que es, dolorosamente, frágil. En medio de todo el dolor que provocó esta pandemia quedó claramente develada nuestra vulnerabilidad como especie humana y derrotada la creencia de una supuesta “superioridad” frente a lo otros seres vivos, sobre los cuales provocamos su destrucción al considerarlos como medio para nuestro bienestar y no como fin. La pandemia nos hizo poner la lupa sobre el valor de la vida, no solo la humana, sino en todas sus manifestaciones, porque como humanos somos parte de la naturaleza y ésta funciona de manera excepcional como un ecosistema, donde cada parte determina a las otras y al todo, provocando su desarrollo o destrucción.

 

Aquí surge entonces la pregunta por la vida y por el cuidado de la vida, que nos ha ocupado y preocupado tanto en estos últimos dos o tres años y frente al cual nos plantea Marcela Gallego en su artículo: El cuidado de la vida para construir cambios culturales para la Paz, lo siguiente: el cuidado es “una actividad característica de la especie humana que incluye todo lo que hacemos para mantener, continuar o reparar nuestro ‘mundo’, de tal manera que podamos vivir en él lo mejor posible. Este mundo incluye nuestros cuerpos, nuestras relaciones y nuestro entorno, que buscamos tejer juntos en una red compleja que sostiene la vida”. 


Para nuestros procesos y región, son una gran oportunidad los espacios de reflexión y las acciones prácticas ciudadanas por el cuidado de la vida, que involucran al conjunto de la sociedad, y que proporcionan una ventana de oportunidades para soñar e inventar alternativas desde lo micro que encaren la crisis ética, social y ambiental que hemos causado los seres humanos, impulsando cambios culturales que nos permitan un relacionamiento horizontal de respeto y reconocimiento de los derechos del otro/a y lo otro (la naturaleza).  


Conciudadanía ha hecho consciente y quiere hacer nuevamente explícita la apuesta política por el Cuidado de la Vida, en las reflexiones, acciones, territorios, colectivos y procesos. Cuidarme, cuidar a los otros/as, a los líderes/as y defensores/as de Derechos Humanos, cuidar a las organizaciones sociales, cuidar la naturaleza, cuidar los bienes y recursos públicos, así como las instituciones, es un imperativo ético para revertir o contener la devastación de la vida. Nuestra invitación, por medio de esta nueva edición del programador institucional, es a que volvamos la mirada sobre lo esencial, sobre los vínculos afectivos, sobre la solidaridad, sobre la sororidad, sobre la cooperación y sobre la vida en comunidad para cuidar la vida en todas sus formas. 


“El espíritu de solidaridad humana y de afinidad con toda la vida se fortalece cuando vivimos con reverencia ante el misterio del ser, con gratitud por el regalo de la vida y con humildad con respecto al lugar que ocupa el ser humano en la naturaleza”.  

Preámbulo Carta a la tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mantente actualizado/a

Suscríbete a nuestro boletín

Conéctate con la agenda y la información más reciente sobre la participación ciudadana en Antioquia.